De La Boca para afuera, nada

Otro traspié para Boca que ya está último en la Conferencia Sur. Ante una Bombonerita repleta, y con los ánimos cada vez más caldeados, el local perdió un partido increíble 71-75 contra San Lorenzo, ya clasificado de antemano al Super 4. Nicolás Aguirre fue la figura del encuentro.

El partido comenzó con bastantes imprecisiones de ambos lados y excesivo uso de las ayudas. San Lorenzo con Calfani y Aguirre comandando el exterior, y Boca demasiado dependiente de Lampropoulos en la zona.  Después de un parcial de 5-0 es el griego quien recién rompe la sequía xeneize con un tiro libre (min 2). A partir de ahí ambos equipos siguen apostando a la zona. Boca con triple de James y doble de Vasirani en la pintura se acerca 7-9 (min 5) pero fue ilusorio. Calfani y Mata, más rebote de Meyinsse,  oportunamente alejan a los cuervos a 7-14 (min 7). Cuando parecia que los xeneizes se acercaban Guillermo Díaz el boricua sentencia desde la medialuna (9-19, min 8). Boca sigue insistiendo desde la alta bombilla y Vasirani y Lampropoulos acercan (15-25). A pesar de arrimar Meyinsse, el boricua Díaz no define bien en la siguiente y es Caffaro quien con suspenso cierra el parcial 19-25 abajo.

El segundo parcial empezó a sentirse la presión en una Bombonerita demasiado pequeña (1.200 personas) pero justa para sus tal vez limitadas aspiraciones. Boca que seguía griego dependiente, y Scala, Calfani y Safar (11 puntos con 3 triples) manejando el partido con inteligencia. Dos de tres libres de Safar (24-29, min 13) dieron inicio a un mejor manejo de balón por parte del cuervo. Gianella (goleador del xeneize con 20 puntos) que a sus 38 años volvía a la Liga, hizo valer su veteranía con un triple que hizo estallar la Bombonerita (30-31). Una caldera. Se incrementa la presión sobre el triple visitante y es Caffaro, con un 2+1, quien pone al frente al auriazul (38-35, min 17). El base Perez manejando el partido, Vasirani desde la pintura, y James desde 6,75 estira a 7 (45-38, min 19). Scala desde la línea, Lamas que pide tiempo muerto, y Gianella que cierra el entretiempo nueve arriba para el xeneize (49-40).

El tercer parcial fue todo cuervo. Pese a que James y Lucas Pérez neutralizaron dos ataques azulgranas consecutivos, en los primeros dos minutos no se movió el marcador hasta que Meyinsse (de aceptable labor, con 15 puntos) anotó desde la línea. Gargallo con un 2+1 sostuvo la diferencia (52-45, min 23) mientras Vasirani y Lampropoulos se cargaban innecesariamente de faltas. La defensa de Boca se durmió, y Aguirre (fue figura con 12 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias) desde la medialuna y Meyinsse acercan al cuervo. Luego Penka desde la línea mete 1 de 2 (52-51, min 25). Pasaje del partido tranquilo, Vasirani recuperando desde la pintura, Gianella acerca desde la personal y Mata que sostiene (54-53, min 27). Boca sin Fotios se vuelve impreciso, diluye su ataque en un vaso de agua y San Lorenzo que aprovecha (55-59, min 29).  Calfani, pese a un inoportuno resbalón, saca un 2+1 que refleja el apagón xeneize. Selem Safar cierra desde la medialuna para darle a San Lorenzo ventaja de 9 al cierre (55-64).

El último capítulo fue de infarto.  Boca ajustó las tuercas en defensa y Vasirani aprovechó los errores del rival y acercar a cinco (59-64). Pese a que Safar nuevamente desde triple (60-67), la actitud de Boca por momentos volvió a ser otra. Por momentos. Lampropoulos otra vez en cancha, y Gianella que clava desde Saturno (65-69, min 35). La afición enfervorizada, y Vasirani que se crece a cada rebote y Mata que con su cuarta falta provoca la penalización anticipada del cuervo (min 36). Lampropoulos desde la línea acerca al xeneize a dos (67-69). Y hasta ahí llegó el amor.  Mal trabajo en la pintura, Gianella que falla el siguiente ataque desde la línea de tres y Meyinsse en la contra no perdona (67-73) con lo que el técnico xeneize Córdoba pide tiempo muerto. En la reanudación, más de lo mismo. Boca que no lo puede cerrar, y Guillermo Díaz que estira a ocho para el cuervo (67-76) con 1:21 por jugar. Nada que hacer y Gianella y Lampropoulos decoraron el marcador desde el tiro libre (71-75).

Boca (71): Pérez 1, Gargallo 10, James 6, Lampropoulos 15 y Vassirani 9 (f.i) Gianella 20, Caffaro 10 y López Banegas 0. DT: R. Córdoba.

San Lorenzo (75): Aguirre 12, Díaz 12, Mata 11, Calfani 12 y Meyinsse (x) 15 (f.i) Scala 2, Safar 11, López 0 y Fernández 0. DT: Julio Lamas.

Arbitros: Sampietro y Zalazar.
Parciales: 19-25, 49-40 y 55-64.
Cancha: La Bombonerita.

Atenas sigue desdibujado

El griego cordobés sumó una nueva derrota, y sigue sin encontrar una identidad de juego pasadas 11 fechas. El cambio de entrenador no mostró grandes mejorías, salvo lo que pudo verse en los 2 partidos en Santiago del Estero.
El encuentro fue parejo y errático en ambos bandos, pero la visita logró cerrar el juego con mayor tranquilidad, pese a la amplia experiencia de los jugadores de Atenas, se los vió algo nerviosos en el último cuarto y les terminó costando el partido.
Estadísticamente hablando, los puntos claves estuvieron en la efectividad, La Unión anotó 20 dobles con un 57% de efectividad, y Atenas 20 conversiones con un 41%. Además, en defensa, el equipo formoseño fue más impermeable debajo de los cestos, algo que Atenas logró disminuir con respecto a los primeros juegos de la temporada, donde recibía 46 pts anoche permitió 30 (aunque Torin Francis anotó 25), además dominó los tableros 40 rebotes (15 ofensivos) contra 34 (7 of) , pero igual no alcanzó para poner el resultado a su favor.

Atenas empieza a renacer

El griego volvió al triunfo en el polideportivo Carlos Cerutti, su segunda victoria de la temporada y nada menos que frente a San Martin de Corrientes, que marcha 1ero en la conferencia norte.
La mejoría de Atenas se vio reflejada en su actitud a la hora de defender (sólo permitió 35 pts en la primera mitad) y también en la solidaridad que mostró a la hora de atacar el cesto rival (repartió 21 asistencias, cuando traía 10,7 de promedio en los 6 juegos anteriores), y fundamentalmente con las actuaciones descollantes de sus 3 extranjeros: Mickeal 28 pts, 6 rebotes, 3 asistencias y 6 faltas recibidas, Baxley 21 pts con 9/9 en libres y Dwyane Jones 11 pts, 19 rebotes (12 ofensivos) y 9 faltas recibidas. El resultado final tuvo una diferencia de apenas 5 puntos dado a que la visita ajustó la defensa y Atenas, con un plantel corto sin Mikulas ni Rasio, se fue quedando sin piernas, además sufrió las salidas de Labaque y Lo Grippo por 5 faltas, lo q disminuyó sus posibilidades y generó que San Martin pueda anotarle 89 pts.
San Martin no logró manejar el juego en ningún momento, sufrió la buena defensa de Atenas en la primera mitad donde pudo anotar muy pocos puntos en Tiros de Campo, y además también tuvo en contra al mejor rebotero de la pasada temporada, que se adueñó del tablero rival capturando 12 rebotes ofensivos, San Martin capturó 19 rebotes en defensa, y Atenas 15 recobres en ataque, de los cuales capitalizó 11 pts y recibió varias faltas, sobre todo el propio Jones.
Atenas enfrentará el viernes a Quimsa en Santiago del Estero, aún sin Rasio y sin el reemplazante de Mikulas.
San Martin visita el jueves a Instituto, en el Angel Sandrin.

Instituto se llevó el duelo de cordobeses

La gloria venció a Atenas 80-72. El encuentro fue mucho más trabajado por el lado de Atenas que como vías de gol sigue dependiendo fundamentalmente de la calidad de sus individualidades, la primera opción es siempre Baxley (22 pts: 7/16 TC, 7/7 TL), después Mikulas (14 pts: 5/7 TC, 4/4 TL y 6 rebotes) o Mickeal (14 pts: 4/10 TC, 7/7 TL y 7 rebotes). Aún sigue sin encontrar un juego fluido, y cabe destacar que a los últimos 3 partidos lo dirigieron 3 DTs distintos, por lo que en parte se excusa la falta de una identidad de juego, sobre todo en ataque. A favor mostró actitud y también pasajes con buena defensa que le dio la posibilidad de mantenerse en juego siempre, aunque un punto clave que deberá tratar Miravet es el de los contragolpes (0 punto de contraataque en los últimos 2 partidos) y apenas 4 recuperos vs Instituto, en contra partida perdió 17 pelotas que se tradujeron en 14 pts de “La Gloria”, de manera que el juego rápido no es lo suyo ya que no puede capitalizar en pts las pelotas “robadas” y le cuesta mucho defender las contras rivales. Un punto positivo fue el de los tiros libres (29/34), quizás una de las causas de que se mantuviera en juego durante todo el partido.
En cuanto a Instituto, se vio un ataque dinámico, calmo, manejando el partido casi en su totalidad a su ritmo. se apoyaron en los 23 pts de De Groat y los 19 de Green, también fueron fundamentales las apariciones de Bertone y Ciorciari en momentos clave del partido.

Atenas cortó la mufa

El griego corrigió los errores que traía en defensa. Y pudo festejar por primera vez en la temporada.
De los 46 pts de promedio que permitía Atenas en la pintura, vs Estudiantes, logro bajarlo a 34, pese a la presencia de Justiz Ferrer bajo los tableros (14pts, 15 rebotes), también cabe destacar la defensa de Mikulas sobre el interno de Estudiantes, que si bien logró dominar los tableros, sus 14 pts fueron producto de 4/12 en T2, y 6/10 en Libres gracias a la presión recibida, donde pocas veces logro tirar cómodo. La carta de gol de los entrerrianos fue, como siempre, Tucker, que anotó 23 pts (9/22 TC) haciendo buen uso de sus recursos a la hora de penetrar al canasto.
Por primera vez en la temporada Atenas recibió menos de 70 pts. Hecho fundamental para lograr la victoria. Aunque para seguir con esta racha deberá cerrar aún más los espacios en defensa, y organizarse a la hora de correr contraataques, y también a la hora de cortar los contragolpes rivales: Atenas anotó 0 pt de contra, y Estudiantes 13.
El sábado 15, el griego enfrenta a Instituto en el Orfeo, con la vuelta del “zurdo” miravet al banco de suplentes.
Estudiantes tendrá más días de descanso, en donde llegará un nuevo extranjero, para el 20 de octubre recibir a Olímpico.
Jonatan Kalbermatter
@JonaKalber

Atenas, desdibujado, sigue sin encontrar su rumbo

Tercera presentación del elenco de Adrián Capelli en la Liga Nacional, y tercera derrota consecutiva, esta vez fue 90-84 ante Echagüe en Paraná. Más preocupante que estar en la última posición de la tabla, es la falta de ideas a la hora de atacar el aro rival, Atenas depende ofensivamente de lo que surja de las manos de Walter Baxley (goleador del juego con 27 pts y 68% en TC), teniendo como alternativas lo que puedan generar Mikulas, Lo Grippo y Mickeal por sí mismos. Por el lado del local, segunda victoria, y anotando más de 80 puntos en los dos encuentros ante rivales con más trayectoria en Liga A, y en el partido de anoche, ante un histórico con muchos nombres rutilantes en el plantel.
Un detalle fundamental es la floja defensa que viene planteando Atenas en estos 3 partidos, permitió 78,5 pts. en los 2 juegos en Córdoba, y anoche Echagüe convirtió 90, con un dato estadístico muy llamativo: si desmenuzamos los 90 puntos del equipo entrerriano, 27 fueron producto de 9 triples (34%), 11 libres (bajo 68%), y 52 a raíz de 26 dobles (altísimo 70%), de esos 26 tiros de 2 puntos, ¡23 fueron en la zona pintada! Se le va a hacer muy difícil a los cordobeses poder ganar si permite que los rivales puedan llegar y tirar debajo del aro tantas veces (Echagüe lanzó 32 tiros en la pintura ateniense), cabe destacar que de esos 46 puntos en la pintura, 10 fueron de segundas oportunidades y 6 en contragolpes.
Por el lado del ataque “griego”, los 84 puntos convertidos mejoran los 69 de promedio que traía de sus dos encuentros en Córdoba, aunque para poder ganar, en esencial defender bien. Echagüe no se caracterizó en su partido anterior por desplegar una defensa brillante, de hecho Libertad le anotó 81 puntos. Por lo que esos 84 puntos no son un dato relevante, si lo es la baja repartición de ese goleo, solo dos jugadores lograron doble dígito: 17 pts. de Baxley (18 en el último cuarto) y 17 de Mickeal, contra 5 jugadores del local anotando más de 10 pts. Además no pudo capitalizar en puntos sus recuperos: apenas 1 doble de 5 pelotas recuperadas, contra 3 conversiones de 6 robos del local. Lo mismo ocurrió con los rebotes ofensivos, apartado estadístico que dominó la visita gracias a sus centímetros cerca del aro, aquí Echagüe convirtió 5 dobles a raíz de 6 recobres en el tablero rival, Atenas, por su parte, de los 14 rebotes ofensivos que capturó, solo pudo convertir 6 tiros de 2.
Para los próximos partidos, Echagüe deberá mejorar su defensa para bajarle el goleo a su rival, de lo contrario va a ser muy complicado conseguir victorias recibiendo 83 pts en contra. Y Atenas, para lograr su ansiada primera victoria y convertirse en un equipo fuerte necesita pasarse más la pelota (marcha penúltimo en La Liga con apenas 10 asistencias por partido), ser más fluido en ataque y no tan previsible (y Baxley-dependiente) como lo es, y fundamentalmente cerrar espacios en defensa (está permitiendo 44 puntos por juego en la zona pintada).

Jonatan Kalbermatter
Twitter: @JonaKalber